Usando el Design Thinking para que los niños y niñas transformen sus vidas

El Design Thinking es una de las metodologías más extendidas para el desarrollo de la innovación en las organizaciones.


El Design Thinking es una de las metodologías más extendidas para el desarrollo de la innovación en las organizaciones, su expansión en múltiples entornos ha llevado a planteamientos novedosos que involucran la creación de productos, experiencias y servicios que marcan la diferencia.

Sin embargo uno de los espacios donde el design thinking es menos conocido es el desarrollo e impulso del desarrollo social de las comunidades vulnerables. El design thinking es una metodología que se centra en las experiencias y necesidades de las personas para crear soluciones, es natural que pueda ser utilizado en espacios donde las personas y grupos sociales tienen problemáticas que deben resolverse usando los recursos disponibles y el talento de sus integrantes.

Durante los últimos años OPENMIND ha trabajado en compartir múltiples herramientas de diseño que han llegado incluso a comunidades vulnerables y hemos diseñado productos a la medida dirigidos a encontrar soluciones a la violencia, especialmente entre mujeres y niñas. Por esto, es todo un placer haber vivido el año pasado la oportunidad de trabajar de la mano de un grupo de ONGs en la creación de una experiencia inolvidable para un grupo de niñas y niños líderes del Salvador. El desafío: sensibilizar a estos talentosos jóvenes en el uso de herramientas de design thinking para usarlas y resolver los problemas de sus comunidades.

Este reto nos dio una oportunidad única para poder democratizar una herramienta reservada muchas veces a las compañías más grandes y entregarla a quienes liderarán sus comunidades en los próximos años. Además de esto, el proceso adquiere una nueva y emocional dimensión al ser estos pequeños líderes y lideresas antiguas víctimas de situaciones de violencia o abandono que ahora viven un proceso de empoderamiento, formación y protección que les permitirá marcar una diferencia no solo para ellos, sino para cientos de niños en sus ciudades, colegios y familias

El proceso que duró tres días y vinculó a un grupo de 20 niñas y niños entre los 9 y 17 años, nos llevó a revisar algunos aspectos de nuestro modelo de design thinking y adaptarlo para que por medio del juego inteligente, se pudieran entender los conceptos fundamentales del diseño canalizándolos a través de tres roles del diseñador: el investigador (fase descubrir del modelo OPENMIND), el inventor (fase idear) y el constructor (fase protoiterar).

Nuestros pequeños investigadores fueron capaces de sostener entrevistas increíbles y descubrir el valor que tiene hacer buenas preguntas, empatizar con otros y procesar todos los hallazgos para crear variables de diseño; conectando además todas las experiencias que han acumulado en procesos previos, donde pudieron hacer inmersión en sus comunidades e identificar situaciones de riesgo y violencia. El nivel de empatía y confianza que se desarrolló en el equipo, la profundidad de las preguntas y percepciones, la facilidad con que manejaron las herramientas visuales para el procesamiento de la data encontrada, fue realmente satisfactorio para el equipo de OPENMIND, pues confirmó una posición que siempre hemos tenido acerca de la universalidad de las conversaciones, el diseño y lo visual, sin importar edades, géneros, culturas o lugares.

El cierre de esta etapa fue un ejercicio de empoderamiento y reconocimiento de todo el grupo donde se valoraron los aprendizajes y la participación, la pluralidad de aportes, puntos de vista y la apertura para luego poder construir soluciones afines a las necesidades de los niños, niñas y jóvenes en sus comunidades, colegios y círculos familiares.

La fase de ideación bajo el rol del inventor fue una experiencia visual, divertida, dinámica y reveladora, donde todos los participantes pudieron conocer las herramientas de producción, valoración y priorización de ideas, sin perder de vista las necesidades de los usuarios, que en este caso estaban representados en un avatar que se convirtió en la persona para la cual los chicos diseñaron

El tercer momento del taller incluyó nuevas herramientas visuales, como el storyboard, que permitieron a los diseñadores presentar sus ideas y abrir su mente para recibir retroalimentación, sin que esta se percibiera como un ataque, sino como un elemento de mejora, perfeccionamiento y generosidad para alcanzar las metas. El proceso cerró con la participación de padres, miembros de la comunidad y las ONGs, que escucharon todos los planteamientos y reconocieron un trabajo intenso y responsable de los diseñadores, en medio de felicitaciones, acuerdos, compromisos y una energía renovada con el poder de convertirse en diseñadores de una nueva realidad social.

Todo este proceso vivido nos reconectó con nuestros valores más arraigados como el poder de lo visual, las conversaciones, compartir el conocimiento y el alcance del diseño en cualquier grupo y espacio. Ver a un grupo de niños construir soluciones que generan valor en sus comunidades, usando los recursos disponibles y teniendo un entendimiento profundo de su realidad y necesidades, nos lleva a preguntarnos: ¿Qué impide a nuestras organizaciones adentrarse en una cultura de diseño e innovación?, ¿Podría el design thinking generar cambios sustanciales en la manera en que nos relacionamos con nuestros clientes y colaboradores, para solucionar sus necesidades?, ¿Cualquier persona podría convertirse en un diseñador de soluciones, experiencias, servicios y procesos?.

Los invito a reflexionar alrededor de estos temas, permitirse experimentar nuevas metodologías y estilos de pensamiento y participar de nuestros espacios de formación en Design thinking que podrán consultar en www.openmind-academy.com. En OPENMIND estaremos siempre abiertos a compartir nuestras experiencias y metodologías para que juntos podamos inspirar a quienes cambian el mundo. !Es hora de diseñar!





Trabajamos en 5 desafíos: Cultura y equipos para aumentar su efectividad, innovación para generar sostenibilidad, métricas para entender la experiencia del cliente interno, conversaciones estratégicas y de negocio y empoderar líderes que enfrenten múltiples entornos.

Contáctenos