Gestionando las emociones con tu equipo en tiempos del Coronavirus

Son momentos de gran tensión en la sociedad, en nuestros trabajos y obviamente al interior de nuestros hogares


Son momentos de gran tensión en la sociedad, en nuestros trabajos y obviamente al interior de nuestros hogares. Estamos expuestos a un escenario que para muchos era desconocido, donde los hábitos de trabajo y vida familiar se han mezclado, y los limites entre uno y otro son cada vez más difusos y dificiles de mantener. Queremos ofrecerte algunas recomendaciones que pueden ayudar a mejorar la convivencia con tu familia y fortalecer los vínculos, para salir mucho más unidos luego de este momento completamente inesperado:

1. Es hora de hablar: Esta situación a todos nos tomó por sorpresa. No estábamos preparados. Seguramente perdimos algo o tuvimos que renunciar a algo. Podemos estar sintiendo dolor, ira, frustración o miedo, y es importante rendirnos frente a aquellas cosas sobre las cuales no tenemos control. Un buen ejercicio es reunirnos en familia y hablarlo abiertamente, creando un espacio donde podamos manifestar qué ha sido más difícil, qué nos ha incomodado, qué pérdidas hemos tenido… porque todos en diferente medida nos hemos visto afectados. Así mismo, rescatemos las cosas positivas de la situación: qué nos ha gustado, qué hemos aprendido, qué hemos valorado o qué hemos descubierto de los demás y antes no eramos conscientes de ello.

Podemos darnos permiso para hablar y abrir nuestro corazón, seguramente esto nos ayudará a todos. No estamos solos, contamos con una familia, y es necesario dar y recibir apoyo. Es importante prepararnos para escuchar, respetar lo que la otra persona está manifestando, no emitir juicios, ni subestimar el sentimiento de los demás. Si algo te incomoda de lo que estás escuchando no lo tomes de manera personal, no justifiques, ni defiendas posiciones, tu papel es escuchar. Posiblemente después que todos hayan expresado cómo se sienten coincidirán en algunas cosas y otras los sorprenderán.

2. Reencontrarse: Los tiempos de cuarentena nos han dado la gran oportunidad de reencontrarnos en familia y conocernos nuevamente. Esto no resulta tan fácil, ya que todos hemos cambiado y provenimos de generaciones diferentes. Lo que ayer nos gustaba y nos unía hoy no nos llama la atención, nos aburre e incluso nos separa; cada uno tiene sus propios intereses, gustos y prioridades. No basta con tolerar al otro, es necesario conocernos, compartir, acercarnos entre parejas, hermanos, padres e hijos. Podemos compartir actividades de ocio e integración familiar que generen alegría, disfrute y descanso colectivo. Una cena, ver una película, hacer karaoke, una tarde de ejercicio o de juegos, arte familiar, cocinar, bailar, armar rompecabezas o simplemente jugar triqui, las alternativas son infinitas. Pero para reencontrarse es necesaria la disposición de todos, asignar un tiempo para compartir en familia, vivir el ahora y dar lo máximo en este espacio. Disfruta el momento así no sea tu actividad favorita, valora los acuerdos y el tiempo de los demás, se trata de negociar, ceder y no de imponer.

3. Construir: Aprovechando al máximo el tiempo de compartir en familia podemos construir a partir de lo que somos y tenemos como familia: nuestro mapa de los sueños, escudo, himno, baile o poema familiar. Es tiempo de hablar sobre nuestros valores, metas y de revisar qué podemos aportar cada uno para ayudar a lograr el sueño de los demás. Tomemos la oportunidad de crear proyectos comunes y proyectar en familia, revisando cómo podemos fortalecer y hacer trascender nuestro legado de generación en generación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Mapa de empatía

  • una herramienta para entender la realidad de nuestros colaboradores y equipos en medio del Covid-19


"SURFEAMOS LA OLA DEL CAMBIO JUNTOS"

Contáctenos