Claves para reintegrarse a la nueva normalidad

Una mirada positiva al desarrollo responsable de nuestras actividades


Ésta nueva pandemia ocasionada por el COVID-19 ha llegado acompañada de incertidumbre y grandes e importantes cambios en todo el mundo, generando así nuevos comportamientos humanos y laborales y/o el fortalecimiento de algunos ya existentes. Algunos de estos cambios han llegado para quedarse, por lo que es muy importante abordar “la nueva normalidad” desde un enfoque positivo, más aún, después de todos los momentos y aprendizajes que hemos experimentado en los últimos meses; incluso algunos a los que no creíamos posible adaptarnos en otros momentos y que requerimos afrontar con la mayor disposición.

La rápida incorporación a las nuevas maneras de hacer las cosas y a la forma de trabajar, donde grandes organizaciones como Google y Twitter están dando importantes pasos para adoptar cambios en la modalidad de trabajo presencial a remoto, sumado a los estudios y encuestas en diferentes países que así lo demuestran (Ver: El futuro del trabajo es ahora ); hacen que planteemos la importancia del desarrollo y fortalecimiento de nuestras habilidades y el abordaje inmediato de acciones que nos faciliten la transición e integración a “la nueva normalidad” que ya está aquí.

Pero “¿Cómo afrontar “la nueva normalidad?

Aunque hay muchas cosas inciertas, consideramos que debemos trabajar en varios pilares fundamentales que permitirán afrontar con mayor fortaleza los tiempos por venir:

• Muchos especialistas hacen la analogía de lo vivido hasta el momento con un proceso de duelo:

a) Crisis: Inicio y tránsito por la pandemia,
b) Negación: Eso se veía en China/Oriente, ¿por qué a mí/nosotros?, ¿por qué ahora?, entre otros cuestionamientos,
c) Enfado / Ira / Desesperanza: O sentimientos/emociones que afectan/traban/paralizan nuestro actuar, etc., d) Aceptación: En la que esperamos te encuentres de forma voluntaria y consciente, y,
e) Aprendizaje: Los cuales nacen, no de las experiencias vivida durante ésta pandemia, sino de la reflexión sobre todo lo que está sucediendo, y apropiando/aplicando a nuestras vidas personales y laborales.

• Es importante ser consciente de que mis actos afectan a otras personas y que cualquier cosa que haga o deje de hacer incidirá de una u otra manera a muchas de ellas, afectando primero a quienes se encuentren en mi círculo más próximo (familiares, compañeros de trabajo, etc.).

• El cumplimiento de las normas sanitarias aplicadas a la vida personal y laboral, están encaminadas a tener vidas más seguras y productivas, impactando positivamente nuestro desarrollo, la economía, y la vida de quienes dependen de nosotros.

• Muchas de las normas e indicaciones serán establecidas por el gobierno, organismos sanitarios, políticas institucionales/empresariales u otros, y no tendremos control alguno sobre ellas. Debemos acatarlas para bien de nosotros, los nuestros y de la población en general; entendiendo las razones de ganancia que tenemos para seguirlas.

• Muchos cambios han llegado para quedarse y no hay retorno.

• El exceso de información en muchos casos está generando mayor ansiedad, estrés y mayores problemas, a esto se le está denominando Infoxicación.

• La salud es uno de los elementos más relevantes para el desarrollo y funcionamiento adecuado de la vida, más cuando está libre de enfermedades, condiciones virales o complicaciones. Por eso es importante desarrollar acciones que aseguren su estado óptimo, tales como llevar a cabo una buena alimentación, realizar ejercicios de manera regular, no consumir sustancias tóxicas o adictivas y realizar chequeos médicos de manera regular para prevenir o controlar posibles complicaciones.

• Fortalecer nuestra autorregulación emocional, una de las habilidades principales de la inteligencia emocional que se traduce en la capacidad de responder espontáneamente, de forma aceptable y adecuada ante las situaciones que nos rodean; es cada día más relevante dado que fortalecerá o debilitará nuestras relaciones personales en la medida en la apliquemos correctamente, e influenciará en la regulación de quienes dependen de nosotros.

Por eso te invitamos a:

• Desarrolla horarios para tus actividades diarias donde relaciones entre otros: Tiempo de trabajo, meditación/oración (fortalecimiento de vida espiritual), ejercicio de respiración, ejercicio físico, pausas activas, lecturas de libros, entre otros); proponiéndote salir “del mundo plano” que ha generado/generará el desarrollo de actividades/trabajo frente a una pantalla de computador.

• Realiza, con actitud y con alto nivel de compromiso en mejorar día a día, una autoevaluación / diagnóstico de manera que reflexiones acerca de lo que piensas y sientes en ésta época del COVID-19, para ello accede al siguiente link y descarga nuestra plantilla mapa de empatía.

• Fija 1 o 2 acciones en cada uno de los 9 ámbitos evaluados, de manera que sean específicas, sencillas, medibles y de evaluación frecuente, te sugerimos nuestras plantilla cambia el juego OKR, accediendo al link en mindset cambia el juego ) .

• Realiza periódicamente la autoevaluación/diagnóstico, de manera que puedas observar los avances que vayas obteniendo en cada ámbito, validando las acciones establecidas.

• Ayuda a desarrollar la autoevaluación / diagnóstico (Plantilla Mapa de empatía), a personas de tu entorno familiar o laboral, fijando con ellos acciones, tal como lo hiciste en tu caso.

• Elabora periódicamente un listado de tus valores/principios y reflexiona sobre cómo los estás viviendo y si debes realizar ajustes en torno a ellos o en ellos mismos. Sugerimos que listes cinco, los priorices y en cada uno de ellos, relaciones las actividades que estas desarrollando, con el fin de tomar acción en aquellos que se estés viendo afectados de manera negativa, para revertir sus efectos. Te invitamos a desarrollar este tipo de ejercicios en familia y con tu equipo de trabajo.

• Fija horarios diarios y fuentes autorizadas para el acceso a información sobre la situación actual acerca de la pandemia, evitando exponerse a información excesiva que genere mayor ansiedad/estrés/confusión. • Realiza actividades que desarrollen en ti nuevos hábitos y mindset, y que repercutan positivamente en tu vida personal/familiar y laboral, por ejemplo te invitamos a seguir nuestro programa Reto 21 días 

• Gestiona adecuadamente tus emociones de manera que puedas “contagiar de tranquilidad y paz” a quienes estén a tu alrededor, como referencia podrías acceder a nuestro artículo Gestión de nuestras emociones en momentos críticos.

• Visita a tu médico y realiza controles/exámenes regulares que validen tu estado de salud en todas las áreas.

• Establece y desarrolla buenos hábitos alimenticios que además fortalezcan tu sistema inmunológico (ojalá guiado por un profesional hasta donde económicamente te sea posible). 

• Establece rutinas de ejercicio físico adecuados a tu situación actual (supervisado por un especialista hasta donde económicamente te sea posible).

• Desarrolla buenos hábitos durante tus actividades/trabajo, por lo que te invitamos a acceder a nuestro artículo Seis hábitos de autocuidado para mantenernos saludables en esta cuarentena como complemento a lo que tu médico determine.

• Si la situación que estás afrontando está generando grandes niveles de ansiedad / estrés / enfermedad y consideras que se está saliendo de tu control, recuerda recurrir a profesionales de la salud mental de ser necesario (Psicólogos, Psiquiatras, etc.)

ARTÍCULOS RELACIONADOS

  • Mapa de empatía

  • una herramienta para entender la realidad de nuestros colaboradores y equipos en medio del Covid-19

Previous| 1| 2|

"SURFEAMOS LA OLA DEL CAMBIO JUNTOS"

Contáctenos